Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo frenar la artritis y reducir sus síntomas


Qué es la artritis

La artritis es una enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones y que condiciona mucho la calidad de vida de los que la sufren al causar un dolor agudo, así como rigidez y dificultad en el movimiento de las articulaciones. 

Existen diferentes tipos de artritis siendo las más común la osteoartritis (por poner un ejemplo, las personas que paden la artritis reumatoide equivalen al 10% de personas que padecen la OA). En las articulaciones normales, un material firme y elástico llamado cartílago cubre el extremo de cada hueso. El cartílago proporciona una superficie lisa para el movimiento articular y actúa como amortiguador entre los huesos. En la OA, el cartílago se rompe, causando dolor, hinchazón y problemas para mover la articulación. Como la OA empeora con el tiempo, los huesos pueden romperse y desarrollar crecimientos llamados espolones que afectan en gran medida a la calidad de vida del enfermo, limitando mucho su actividad diaria.

¿A quién puede afectar la artritis? ¡A la mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas!

Según el tipo de artritis que se sufra, puede aparecer antes o después. En el caso de la OA es más común en personas mayores de 65 años. Los factores de riesgo incluyen: el aumento de la edad, la obesidad, las lesiones en las articulaciones y el uso excesivo de los músculos que las rodean.

Uno de cada dos adultos desarrollará síntomas de OA de rodilla durante su vida, mientras que 1 de cada 4, desarrollará síntomas de OA de cadera a causa de la edad. Las personas que sufren de OA, tienen un 30% más de posibilidades de caerse y un 20% más de riesgo de fracturas que los que NO sufren de OA.

Las rodillas, las caderas y la zona lumbar, son las zonas más comunes para desarrollar OA y suele ser muy doloroso, sobre todo durante la primera hora de la mañana o después de descansar. Esto genera dificultad para doblar las articulaciones y los ruidos de craqueo son muy frecuentes.

Cómo se diagnostica la osteoartritis

Por lo general se puede diagnosticar a través de una historia clínica completa y un examen físico realizado por un profesional de la salud. Las radiografías o resonancias magnéticas son muy útiles para su diagnóstico.

No existe cura para este tipo de artritis, ya que este proceso degenerativo es un camino solo de ida y no se puede revertir. Sin embargo, hay maneras de ayudar a reducir los síntomas, la inflamación y el dolor de esta enfermedad, así como detener dicho proceso.

¿Qué puedes hacer?

El ejercicio es fundamental; caminar y practicar yoga son excelentes para el equilibrio, el movimiento articular y la fuerza muscular. ¡Controle su peso! Muchos estudios han demostrado que una actitud positiva puede estimular el sistema inmunológico y aumentar la capacidad de una persona para manejar el dolor.

Hemos tratado a un gran número de personas que sufren de OA y la gran mayoría ha notado cambios muy significativos con el cuidado quiropráctico.



Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante