Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuidado quiropráctico es el mejor tratamiento para la ciática y el lumbago


El lumbago es un término que describe cualquier dolor de la zona lumbar. La ciática se utiliza para nombrar dolores de la parte posterior de la pierna.

El tratamiento quiropráctico puede ayudar a reducir el dolor de lumbago y ciática.

Dolor de Lumbago

En los casos de dolor de lumbago, el Quiropráctico se centra en la disfunción músculo esquelética, y analiza si el lumbago tiene su origen en desarreglos de la pelvis; por problemas de disco, pinzamiento de los nervios, contracción muscular, entre otras cosas. El lumbago es un dolor de aviso cuando algo no funciona correctamente y que puede evolucionar en otros problemas de salud. 

Para reducir y evitar el dolor producido en el lumbar, el quiropráctico corrige la disfunción en todas las zonas afectadas para que el cuerpo pueda sanar por sí mismo. El resultado es normalmente rápido y completo.

Dolor de Ciática

La ciática ocurre principalmente por trastornos que afectan al nervio ciático. El nervio ciático puede ser oprimido a lo largo de su recorrido. El nervio es como una manguera que tiene su origen en la zona lumbar. Éste baja por la parte trasera de la pierna, ramificándose por todos los músculos. La ciática puede ser producida por pinzamientos en las raíces de los nervios en la zona lumbar, por desarreglos de la pelvis, o por estar oprimida por la musculatura de los glúteos. Cuando el nervio ciático se pinza o se oprime es cuando surge el dolor intenso, focalizándose en la zona posterior de la pierna, en el lumbar y en la espalda.


Tratamiento quiropráctico: solución al dolor de ciática y de lumbago 

El quiropráctico corrige todos los puntos que se vean afectados para de esta manera, mejorar la condición del paciente y eliminarle el dolor producido por la ciática o la lumbalgia.

La quiropráctica mira a la persona como un conjunto y al problema desde el punto de vista de la disfunción. Si se corrige la disfunción, se soluciona el problema de forma permanente (tanto de problemas en el lumbar como en el nervio ciático). Muchas personas que sufren de lumbago y ciática de forma episódica, tratan el problema con medicamentos de forma sintomática y años más tarde ven sus vidas complicadas, por haber desarrollado hernias de disco y degeneración. Es una pena, ya que esto ocurre, por no haber solucionado el problema desde su primer aviso, o sea, desde la aparición de los primeros síntomas.

Para evitar síntomas mayores y más graves como la aparición de una hernia de disco o una degeneración de disco, es sumamente importante llevar a cabo un correcto tratamiento quiropráctico.

Este se puede combinar con la toma controlada de medicamentos para reducir la inflamación y el uso de calor y frío en la zona afectada (ciática, espalda o zona de los lumbares)


Una vez remitido el dolor producido en el nervio ciático o lumbar, se recomienda realizar tablas de ejercicios acompañadas del tratamiento quiropráctico para fortalecer la zona y prevenir o reducir al mínimo cualquier dolor ciático persistente.



Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante