Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solución para los dolores y desvío de columna en niños y adolescentes


Muchos de los problemas espinales presentes en la vida adulta se han ido desarrollando durante la infancia o la adolescencia. La columna vertebral es la estructura ósea que alberga la médula espinal y las raíces de los nervios que recorren todo el organismo.

La infancia es una etapa de cambios y de aprendizaje motor en la que las caídas son más que frecuentes. Ya entrando en la adolescencia las malas posturas se acentúan y los pesos inapropiados y mal distribuidos como el de las mochilas pueden ser origen de problemas a largo plazo.
Los niños y adolescentes sufren todo tipo de tensiones espinales al igual que los adultos y en mayor medida. Sin embargo, al ser su cuerpo más maleable, su capacidad para hacerles frente es mayor.

El proceso de alumbramiento mismo supone una acumulación de tensión a nivel de la espina dorsal debido a la presión que suele ejercerse sobre la zona cervical del bebé. Muchos trastornos infantiles comunes vienen derivadas de alteraciones nerviosas. En los niños, por otra parte, es muy eficaz el cuidado quiropráctico para prevenir una gran variedad de afecciones que tienen su origen en alteraciones del sistema nervioso.

Con una columna vertebral bien cuidada se refuerza el sistema incluso a nivel inmunológico: menos resfriados, infecciones, etc. Además de corregir las posibles tensiones sobre los nervios espinales, un examen periódico de la columna mejora la respuesta del cuerpo ante agentes externos a la vez que lo prepara para una adolescencia y edad adulta con una estructura vertebral sana.

La técnica quiropráctica para ajustar bebés y niños se lleva a cabo con presiones precisas y suaves, adaptada a su tamaño y condición física.


Un estudio realizado en Mallorca en el que han participado 16.357 adolescentes de entre 13 y 15 años, ha reflejado que la frecuencia del dolor de espalda en los adolescentes españoles es similar a la de los adultos: el 50,9 por ciento de los chicos y el 69,1 de las chicas ya lo han sufrido en algún momento de su vida. Sufrir dolencias de la espalda en la adolescencia aumenta el riesgo de padecerlas de manera crónica al ser adultos.


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante