Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conoce las opiniones sobre nuestros quiroprácticos


A continuación, mostramos las opiniones de un grupo de personas que han sido o siguen siendo nuestros pacientes, donde explican cómo la quiropráctica les ha cambiado la vida:

Francisco Jose Galera Lucas
Francisco Jose Galera Lucas

Desde hacía muchos años que Francisco sufría de malestar general, tanto físico como mental o emocional. Tenía onstante dolor de espalda, piernas y también trastornos estomacales.

"Desde la primera sesión noté muchos cambios. Desaparecieron todos los dolores y molestias y ya no tengo problemas estomacales como antes. Me siento mucho mejor en todos los aspectos y todos en la consulta me han tratado muy profesionalmente”


Carmen Company ChapuliCarmen Company Chapuli
Padecía de fuertes dolores y pulsaciones en la cabeza al realizar ciertos movimientos, fuertes zumbidos en los oídos, dolor de cabeza y vértigo. Todos estos síntomas unas tres veces por día.

"El cambio ha sido radical. No tengo ningún síntoma y me siento completamente renovada. Al principio las sesiones fueron muy seguidas, ahora solo vengo una vez por mes y así me aseguro no volver a padecer todos esos inconvenientes nunca más en mi vida. Me siento fenomenal, y a raíz de este tratamiento he dejado de fumar y he perdido 20 kg.”


Juan Pablo Reche JimenezJuan Pablo Reche Jiménez
Por su trabajo como asistente de vuelo, pasaba muchas horas de pie y levantando peso. Comenzó a tener dolores muy punzantes en la espalda y columna y con el tiempo éstos se hicieron más frecuentes y dolorosos.

"Además de haber desaparecido los dolores, siento que tengo más energía en el día a día, duermo mejor y me despierto de muy buen humor. He podido mejorar mi postura y he podido comenzar a hacer deporte otra vez. ¡Todo son mejorías!”


Ana María Domene BarceloAna María Domene Barcelo
Después de varias crisis muy fuertes de ciática, su médico de cabecera la derivó a un traumatólogo, quien después de varios estudios, le diagnosticó dos hernias discales y protusión discal en la zona lumbar. En ese momento tenía una hija de casi 2 años y le recomendaron no volver a quedar embarazada.

“Los primeros síntomas desaparecieron muy rápidamente. El principio del tratamiento implicó mucha constancia y desplazamientos a Alicante muy frecuentes, pero como vi resultados con bastante rapidez, me animé a seguir adelante. He seguido todos los consejos de mi quiropráctico: ejercicio moderado, pilates, etc...y en unas semanas volveré a ser madre. ¡No puedo creer que un año después de que me dijeran que no podía volver a tener hijos y que quizá tuviesen que operarme vaya a ser madre nuevamente!"


Francisca Quintana SocorroFrancisca Quintana Socorro
Padecía de fuertes dolores y molestias en el cuello, brazos y zona lumbar. Le costaba girar el cuello hacia los lados y por las noches voltearse en la cama era un suplicio. Un día vio un artículo en el periódico y decidió llamar por teléfono y probar algo nuevo.

"Desde la primera sesión noté una mejoría importante. Antes estaba toda bloqueada y no podía girar el cuello o voltearme en la cama por las noches. ¡Los dolores eran horribles! También se me dormían los brazos, pero ahora todo eso ha desaparecido. Lamento no haber conocido la quiropráctica antes, pues me hubiese ahorrado muchos problemas y dolencias. Llevo con problemas desde los 14 años y ahora con 58 me encuentro de maravilla. ¡No tomo calmantes ni nada!”


Jose Angel MaganJose Angel Magan
Sufría de muchos dolores en las articulaciones, lo cual le impedía subir o bajar escaleras. Sus rodillas no soportaban el peso de su cuerpo y el dolor a veces subía hasta la ingle derecha. Su muslo derecho estaba como dormido y también tenía dolores y problemas en la espalda y columna en general.

"La mejoría ha sido sorprendente. Es muy agradable volver a sentir mis rodillas funcionando y verme un 75% mejor. Estoy muy contento de ver que mi cuerpo se recupera, incluso cuando pensaba que por la edad, ya no había vuelta atrás. Casi todos los síntomas que tenía han desaparecido gracias a la quiropráctica y ahora ¡tengo más ganas de vivir!”


Helga BravarHelga Bravar
Se levantó una mañana con un fuerte dolor en la ingle izquierda que no le permitía moverse o caminar bien. Solo pisar resultaba horriblemente doloroso para ella. Los médicos le dieron antiinflamatorios pero el dolor empeoraba y poco a poco comenzó a bajar por toda la pierna izquierda.

"Después de un par de sesiones quiroprácticas, el dolor y los síntomas comenzaron a desaparecer y al poco tiempo pude hacer vida normal. El quiropráctico me explicó paso a paso todo el proceso y me hizo sentir muy segura. ¡He vuelto a escalar y hacer deporte como antes!”


Consuelo Gonzalez CamposConsuelo Gonzalez Campos
Después de más de 6 meses con dolores muy fuertes e inmovilidad en el hombro y brazo derecho; haber probado todo tipo de tratamientos y formas alternativas de cuidado, sin encontrar resultados, Consuelo llegó a nuestra consulta, casi sin esperanzas pero recomendada por una amiga.

"La mejoría ha sido maravillosa. Ahora puedo hacer muchas cosas y mi brazo no me duele para nada. Puedo levantarlo sin problemas para vestirme y lavarme el pelo. Ya no dependo de nadie para hacer lo que quiero. Me siento como nueva y no paro de contarlo. Ando mucho más ligera y mis piernas funcionan mucho mejor. Estoy muy agradecida. Son todos muy cariñosos y atentos conmigo."


Amparo IvorraAmparo Ivorra
Recomendada por su hija, Amparo decidió buscar ayuda de un quiropráctico. Después de muchos años de dolores y molestias en la espalda, había comenzado a tener problemas en el hombro y brazo izquierdo. El dolor era insoportable y tomaba muchos medicamentos que al final no le ayudaban.

“Mi salud se ha beneficiado en todo sentido; puedo dormir mejor y hacer vida normal porque ya casi no tengo dolores. Mi hombro y brazo izquierdo se ha recuperado por completo y ya no necesito de nadie para hacer las actividades de la casa. Me siento alegre y activa. La experiencia ha sido maravillosa, mi calidad de vida de vida ha mejorado radicalmente”.


Olof HoglundOlof Hoglund
Después de 40 años de trabajo físico en la industria de la construcción, Olof terminó con un montón de problemas de espalda, como problemas en las lumbares, dolor de cuello y mucha artritis. Apenas podía caminar y todo su cuerpo estaba doblado hacia adelante. Mudarse de Suecia a un clima más cálido, le ayudó mucho y eso lo motivó a comenzar con el tratamiento quiropráctico en España.

"Después de casi dos años de tratamiento, ahora puedo caminar con mis bastones nórdicos y sentir apenas dolor. Ahora me siento en muy buen estado. Incluso mi postura ha mejorado mucho. Esta clínica me ha dado un muy buen comienzo a mis 77 años de edad y sé que será para el resto de mi vida. Estoy muy agradecido por toda la ayuda que he recibido."


David MannDavid Mann
Debido a un mal movimiento en el trabajo, David llegó a nuestra consulta con un dolor agudo en la zona lumbar. No podía estar de pie y caminar o dormir por la noche le resultaba muy doloroso. Tanto dolor también le impedía trabajar.

"Mi calidad de vida en general ha mejorado, ahora soy capaz de dormir, caminar y trabajar de nuevo sin ningún dolor. Una serie de sesiones quiroprácticas a cambio de una vida normal de nuevo. Es importante tener paciencia y dar tiempo para una recuperación completa."


Sonja Little MarengoSonja Little Marengo
Sonja vino a nuestra clínica a causa de un dolor muy fuerte en su hombro izquierdo y también en sus omóplatos. Sentía que todo su brazo se encontraba bloqueado, especialmente al acostarse a dormir. Su cadera izquierda también le daba problemas en ciertos movimientos.

"Todos los síntomas han mejorado mucho y prácticamente han desaparecido. Mi espalda se siente liberada y en general me siento más positiva y enérgica."


Manuela GómezManuela Gómez
Después de probar todo tipo de medicación, Manoli finalmente llegó a nuestra consulta recomendada por una amiga. Sufría de diversos dolores en todo su cuerpo; cervicales, cabeza, hombros, piernas, pero especialmente la ingle derecha que le impedía caminar. Los médicos le diagnosticaron fibromialgia y le recetaron una serie de pastillas muy fuertes.

“Lo primero que noté fue una enorme mejoría en la ingle derecha. Después de tan solo 8 sesiones he vuelto a caminar con total normalidad y casi todos los dolores han desaparecido. Es sorprendente la mejoría. Estoy muy contenta y agradecida.”


Encarnación BarriosEncarnación Barrios
Un amigo de un miembro de la familia de Encarnación le recomendó ver a un quiropráctico, debido a los dolores lumbares que llevaba soportando desde hacía más de 10 años. No podía vestirse sola y siempre necesitaba de su marido para ayudarla con las tareas de la casa. Los médicos sólo la atiborraban de medicamentos y ninguno pudo conseguir darle un alivio permanente o a largo plazo.

"Me siento mucho mejor y el dolor ha desaparecido casi por completo. Estoy empezando a dejar la medicación y cada día que pasa me siento con más energía y salud. Puedo dormir cada noche y hacer todo en casa. ¡Espero seguir mejorando!"


Irene Vazquez LópezIrene Vazquez López
Irene llegó a nuestra consulta después de haber leído información sobre la quiropráctica en internet. Tenía dolores y rigidez muscular en la zona del cuello y los hombros; dolores de cabeza constantes, mareos ocasionales, nauseas y también dolor en la zona lumbar. Todas estas molestias y problemas la desanimaban y por ello se sentía siempre muy cansada y sin energía.

“En muy pocas sesiones mis dolores disminuyeron significativamente, ya no tengo dolores de cabeza ni mareos. En general, mi estado de salud ha mejorado muchísimo y por lo tanto mi estado de ánimo. Me siento bien, sonrío más y estoy llena de energía. Creo que cuando termine el tratamiento estaré totalmente curada.”


David EsnalDavid Esnal (niño de 6 meses)
Cuando Julia trajo a su hijo David a la consulta por primera vez, lo hizo después de varios meses de tratamientos con fisioterapeutas y doctores de todo tipo. David nació con tortícolis, su cuello no se movía, su cabeza colgaba hacia un lado y poco a poco se le iba deformando. Esta contractura impedía su correcto desarrollo, ya que uno de sus músculos del cuello no respondía. Esto a su vez estaba afectando todo un costado de su cuerpo.

“Después de varias sesiones quiroprácticas veo que mi hijo está perfecto, ya no tiene tortícolis, su cabeza está simétrica y su cuello se mueve y soporta con normalidad. Además la quiropráctica le ha ayudado en su desarrollo para gatear y dar sus primeros pasos.”


Jan NovotnyJan Novotny
Después de mucho tiempo como instructor de esquí y escalada, Jan comenzó a tener problemas en la zona de las lumbares y algunas veces incluso en los hombros, muñecas y piernas. El tratamiento con masajes y fisioterapia, pudo ayudarlo en los momentos de crisis, pero con el tiempo los dolores y molestias volvían.

“Después de dos meses de tratamiento intensivo, todos los dolores han desaparecido por completo y me siento más sano y flexible que nunca. He vuelto a escalar y esquiar de forma regular y llevo meses sin necesitar ver un masajista para las molestias sintomáticas. Estoy muy contento y agradecido.”


Ismael Samper CandelaIsmael Samper Candela
Llegó a nuestra consulta con una ciática que llevaba ya tiempo molestándolo y que cada vez iba a peor. Había épocas en las que no podía ni moverse por el dolor. Los médicos lo atiborraron de antiinflamatorios y calmantes, pero el problema y el dolor no se iban.

“Gracias a la quiropráctica, ya casi no tengo ningún síntoma y he ganado también en movilidad y flexibilidad. Al sentirme mejor, mi humor también ha mejorado y ahora puedo ver las cosas de una manera más positiva.”


Isabel Lirola MartinezIsabel Lirola Martinez
De tanto pasar por la puerta de la consulta, un día se animó a entrar. Isabel sufría de fuertes dolores en la zona lumbar y había sido diagnosticada con cinco hernias discales. Su vida era un calvario y lo único que parecía aliviar sus dolores, eran los parches de morfina.

“Prácticamente me han quitado todos los dolores. Después de 15 años sufriendo de fuertes dolores de espalda y piernas, y luego de 7 años con visitas frecuentes a la Unidad del Dolor de San Juan, finalmente he encontrado algo que realmente me ha podido ayudar. Ya no necesito de los parches de morfina y me siento nuevamente viva.”


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante