Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es una discopatía degenerativa? ¿Se puede curar?

Tratamiento de discopatía



¿Qué es una discopatía?

Una discopatía es la degeneración de alguno o algunos de los discos que separan cada una de las vértebras de nuestra columna vertebral.

Hay diferentes casos de discopatías, según el tipo o grado de degeneración que presente el disco. Generalmente se obtiene el diagnóstico de discopatía seguido por el nivel donde se ha encontrado el problema, por ejemplo: discopatía lumbar L5-S1, discopatía cervical C6-C7, discopatía dorsal o torácica  D9-D10/T9-T10.

Una discopatía puede aparecer como una protrusión o protusión discal, una hernia discal, o rigidez, deshidratación o aplastamiento del disco, aunque a veces obtenemos el diagnóstico de discopatía sin especificar la condición.

Por definición, una discopatía es degenerativa, por ello no debe preocuparnos que nuestro diagnóstico sea de discopatía degenerativa. La discopatía puede aparecer por malos hábitos posturales, estilo de vida poco saludable, sedentarismo, o altos niveles de estrés físico, químico o emocional, entre otros.

¿Cómo se diagnostica una discopatía?

El diagnóstico de la discopatía se hace con una resonancia magnética, donde se puede ver el tejido blando y evaluar la salud de  todo lo que no es hueso. Al contrario de las radiografías, donde lo que podemos ver es el tejido óseo.

A veces es posible sospechar de una discopatía únicamente analizando las radiografías, ya que en las mismas podemos ver el espacio que queda entre las vértebras. Dicho espacio es donde se encuentra el disco, por ello cuando vemos un espacio más estrecho que lo normal, podemos sospechar que ese disco no está sano.

¿Qué síntomas produce una discopatía?

La discopatía conlleva el estrechamiento de los canales por los que pasan las raíces nerviosas, por ello es normal tener síntomas asociados a los órganos y tejidos que la raíz nerviosa afectada controla.

Si tenemos una discopatía cervical, es normal tener dolor en el cuello, dolor de hombro, codo o mano, vértigos, mareos, migraña o dolor de cabeza, por ejemplo.

Una discopatía dorsal o torácica podrá causar dolor en el pecho o espalda, dolor o problemas al respirar, problemas con el diafragma o estómago, por ejemplo.

La discopatía lumbar es las más frecuente, y viene asociada a dolor en la pierna, espalda, cadera o ingle, así como síntomas en los órganos y tejidos controlados por los las raíces nerviosas de dicha zona, como estreñimiento, diarrea, o problemas menstruales, por ejemplo. Una discopatía lumbar puede ser el origen de la condición conocida como ciática, ya que una degeneración de algún disco en la zona lumbar puede irritar las raíces del nervio ciático.

¿Se puede curar una discopatía? ¿Cuál es el tratamiento para la discopatía?

Como hemos visto antes, la discopatía es, por definición, degenerativa. Eso quiere decir que los cambios que se observan en el disco forman parte de un proceso degenerativo, generalmente del proceso que conocemos como artritis o artrosis.

El proceso de la discopatía degenerativa es un camino de ida, no podemos revertirlo, pero lo que sí se puede conseguir es frenar o desacelerar dicho proceso degenerativo.

Con los ajustes quiroprácticos específicos en las zonas afectadas por discopatía conseguimos restaurar la función de esa zona de la columna vertebral, restableciendo la movilidad de cada una de las vértebras y mejorando la alineación y curvas de la columna, compensando así la presión en la superficie de los discos intervertebrales, para que así el proceso degenerativo se detenga o desacelere.

Además del efecto sobre el proceso degenerativo, con el tratamiento de la discopatía se consigue también liberar los nervios que puedan estar irritados o pinzados, solucionando y mejorando así los posibles síntomas o dolencias que pueda presentar el paciente con discopatía.

Hemos ayudado a cientos de personas diagnosticadas con discopatía degenerativa, hernia discal, estenosis, artritis y pinzamiento de nervio. Si te han dado este diagnóstico llámanos al 965 200 005 y pide cita con nuestro quiropráctico, estaremos encantados de poder ayudarte.

 




TAGS: discopatía, síntomas, tratamiento, quiropractico


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante