Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estenosis espinal y cuidado quiropráctico

La estenosis espinal puede ser primaria, es decir, se sufre desde que uno nace, o puede ser adquirida.



Los médicos tienen dos formas de clasificar la estenosis espinal. Puede ser primaria, es decir, se sufre desde que uno nace y no es muy común, especialmente cuando se la compara con la otra categoría de estenosis espinal, la adquirida. Ésta es el resultado de una enfermedad o lesión en la columna. La causa principal de estenosis espinal adquirida es el desgaste natural de la columna debido a la edad. De hecho, la causa directa más común de estenosis espinal es la osteoartritis, que se produce cuando el cartílago que protege las articulaciones comienza a degenerarse debido al envejecimiento.

En las personas jóvenes, el cartílago es suave. A medida que se envejece, el cartílago puede volverse rugoso o puede desgastarse, permitiendo que los huesos hagan fricción entre ellos. El cuerpo reacciona ante esta fricción produciendo pequeños crecimientos óseos llamados espolones óseos (osteofitos). Este es un esfuerzo por limitar el movimiento y de esa forma, limitar el dolor que produce la fricción de los huesos.

Si la persona que sufre de estenosis espinal se moviese menos, el dolor probablemente se reduciría. Sin embargo, uno no puede dejar de moverse por completo. Además, estos espolones óseos pueden crear otro tipo de dolores y síntomas. En la columna, pueden estrechar el canal espinal (esto es la estenosis espinal), lo que, a su vez, puede comprimir la médula espinal y las raíces nerviosas.

 Además de la osteoartritis, puede desarrollarse estenosis espinal también por problemas en los discos intervertebrales. Los discos intervertebrales pueden abultarse o pueden romperse o desgarrarse (hernia de disco). Un disco abultado o los fragmentos de un disco herniado pueden sobresalir hacia el canal vertebral o pinzar el nervio que se sale de los laterales de una vértebra. Los ligamentos que conectan las vértebras también pueden degenerarse y sacar a una o más vértebras de lugar, y éstas pueden pinzar la médula espinal o los nervios.

Los factores de riesgo tanto para la osteoartritis de la columna como para los problemas de disco son, entre otros, el envejecimiento, las malas posturas, los deportes de alto impacto y el sobrepeso.

Las lesiones de la columna también pueden provocar estenosis espinal. Por ejemplo, usted puede levantar un objeto pesado sin usar las técnicas adecuadas, provocando así daños en el disco intravertebral o desplazando las vértebras fuera de su alineamiento normal. Estas lesiones generan presión sobre la medula espinal y las raíces nerviosas. La Quiropráctica, es una forma natural del cuidado de la salud, que va a ayudar a que su columna se mantenga sana, y a su vez, frenar cualquier proceso degenerativo.



TAGS: estenosis espinal, quiropráctico, alicante, salud


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante