Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos a la hora de hacer jardinería

Disfruta de tu jardín cuidando tu salud



CONSEJOS QUIROPRÁCTICOS A LA HORA DE HACER JARDINERÍA

Ahora que ya, por fin, ha llegado la primavera, muchos de nosotros hemos comenzado a poner nuestros jardines bonitos para disfrutarlos esta temporada. Y es en esta época del año cuando recibimos muchos pacientes nuevos que se presentan en la consulta quiropráctica con dolores en la zona de las lumbares o ciática, y otras tensiones en áreas como cuello, hombros y brazos, síntomas que comenzaron luego de arreglar el jardín o de haber realizado una mudanza.
Estos son algunos simples consejos para tener en cuenta cuando trabajamos en el jardín:

  • Usa ropa suelta que te permita moverte con naturalidad y libertad. 
  • Calentar los músculos antes de comenzar es muy importante. La jardinería es una forma de ejercicio y estirar los músculos evitará lesiones durante el proceso. Una vez en el jardín, debemos comenzar con trabajos ligeros, ya que esto disminuirá la posibilidad de cualquier lesión. 
  • Asegúrate de utilizar las herramientas adecuadas. Mantén las herramientas de corte bien afiladas, y si te encuentras trabajando en una zona difícil de alcanzar (podando un árbol por ejemplo), es importante utilizar herramientas de poda con un mango largo para evitar el sobre-esfuerzo y rotación en una mala postura. 
  • Trabaja de forma inteligente . Acércate lo más que puedas a la hora de podar, y ponte de frente para evitar cualquier tipo de rotación en la zona lumbar. 
  • Utiliza un cojín al arrodillarte y siempre hazlo flexionando las rodillas y las caderas en lugar de la espalda. 
  • Al cavar, asegúrate de alternar el pie que utilizas para empujar la pala.
  • Varía la actividad en el jardín cada 30 minutos. Si el trabajo va a tomar más tiempo, cambia la posición del cuerpo con regularidad.
  • Toma un breve descanso cada 30 minutos y mantente siempre bien hidratado.
  • Una vez finalizado el trabajo, utiliza una bolsa de hielo durante 15 minutos, en las articulaciones como lumbares, cuello, codos, rodillas, etc. Esto disminuirá las posibilidades de que se produzca alguna inflamación en las diferentes áreas de la espalda o articulaciones.

Siempre debes escuchar a tu cuerpo, si te duele, detente. Podemos estar doloridos después de un esfuerzo físico, pero esto no debe durar más de 48 horas. Las señales de una lesión en la espalda o articulación se presentan cuando el dolor persiste o empeora después de las 48 horas. Otras señales de advertencia incluyen: incapacidad para girar el cuello por igual de un lado a otro; rigidez en la mañana que disminuye cuando entramos en calor; dolor que nos impide dormir; dificultad para sentarnos cómodamente durante largos períodos de tiempo; dolor en piernas o brazos acompañados de hormigueos y / o entumecimiento; dolor en la parte baja de la espalda y piernas que se agrava al toser o estornudar; entre muchos otros. 

Si experimentas cualquiera de estos síntomas o malestares, deberías considerar la posibilidad de que tu columna o articulaciones no están funcionando de forma correcta y sería prudente consultar un quiropráctico al respecto, quien sin dudas, será capaz de ayudarte.



TAGS: mudanza, lesion, jardineria, quiropractico, alicante, salud


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante